Personas y Liderazgo

Home Office: la mejor alternativa para la flexibilidad y productividad laboral

por Sara Martínez | 19 marzo, 2020

Gracias a las nuevas tecnologías, hoy en día es posible trabajar a distancia desde diferentes lugares y en coordinación con tu equipo de trabajo. Trabajar desde casa es una opción cada día más habitual en muchas empresas, una nueva modalidad de trabajo conocida como Home Office.

 

Esta nueva modalidad de trabajo proporciona una mayor flexibilidad y mejora la productividad laboral. Además, también es una excelente respuesta para determinadas situaciones, como la actual pandemia de COVID-19, que ha provocado que muchas empresas implanten esta fórmula con el objetivo de proteger la salud pública.

 

Sin embargo, trabajar en Home Office exige una mayor atención y disciplina. En este artículo te contamos cuáles son las ventajas de esta modalidad y cómo puedes garantizar tus niveles de productividad trabajando desde casa.

 

Home Office: una tendencia global de trabajo a distancia

 

Las diferencias entre trabajar en la oficina y el Home Office son cada vez menos significativas. Y esta nueva tendencia está ganando terreno, ya que solo es necesario contar con conexión a internet y con las herramientas adecuadas de comunicación. Ahora, sin salir de casa, es posible tener una mayor libertad y una gran autonomía en materia de horarios, métodos o criterios de trabajo.

 

Ventajas del Home Office para la productividad laboral

 

Horario flexible: Trabajar en Home Office permite al profesional controlar su horario teniendo en cuenta sus necesidades, pudiendo establecer los tiempos de descanso o trabajar en los momentos en los que se sienta más productivo.

 

Ambiente más relajado: Es fundamental sentirse cómodo para mantener la productividad. Y al trabajar desde casa podrás crear tu propio entorno de trabajo, un ambiente en el que te sientas más confortable. Podrás optar, por ejemplo, por trabajar en completo silencio o introducir algo de música ambiental.

 

Ahorro de tiempo y dinero: Transporte, comidas fuera de la oficina, pausas para el café… Son muchos los gastos que te podrás ahorrar trabajando desde casa. Pero además de dinero, ahorrarás tiempo, y no solo en los desplazamientos, ya que también evitarás las distracciones típicas de la oficina.

 

Aumento de productividad: Trabajar en un espacio más cómodo también hace aumentar la productividad. Además, no tendrás tantas distracciones externas y podrás trabajar en los horarios en los que te sientas más productivo.

 

Trabajar en Home Office también se traduce en más ventajas para la empresa, ya que los trabajadores consiguen mantener la productividad, e incluso ser más productivos, en un espacio fuera de la oficina. Sin duda, poder conectarse en cualquier momento y desde cualquier lugar, gracias al poder de internet, permite fomentar las relaciones laborales, mantener los niveles de productividad y garantizar la rentabilidad del negocio.

 

Consejos para que el Home Office sea más efectivo

 

Define el espacio de trabajo

 

En el Home Office es fácil caer en la tentación de trabajar en pijama, en el sofá o incluso en la cama, por lo que es esencial distinguir el espacio de trabajo y el espacio de ocio. Elegir un espacio cómodo y tranquilo para trabajar, donde tengas todas las herramientas necesarias a mano, es el primer paso para ser productivo.

 

Evita interferencias

 

Trabajar desde casa exige una mayor disciplina, ya que también hay numerosas distracciones. Ya sean notificaciones de redes sociales, mascotas o familiares con los que compartes el mismo espacio. Este es uno de los mayores desafíos del Home Office.

 

Por supuesto, es fundamental hacer pausas. Y puedes utilizar esos descansos para navegar por las redes sociales o hacer algunas tareas domésticas. Pero deja claro que no debes ser interrumpido durante tus horas de trabajo, el objetivo es trabajar como si estuvieras en la oficina.

 

Establece una rutina

 

Ya sabemos que está prohibido trabajar en pijama, en el sofá o en la cama, establecer una rutina es fundamental para ser productivo. Planificar el día como si fueras a trabajar en la oficina es el primer paso para evitar perder el tiempo o bajar tu rendimiento.

 

Pon el despertador, prepara el desayuno y vístete. Estructura tu día como si fueras a trabajar a la oficina. Planifica tus tareas diarias y enfócate en lo que tiene hacer. Adopta la disciplina de la oficina y no pierdas el control entre la vida personal y profesional.

 

Haz pausas

 

Debes evitar las distracciones al máximo, pero tampoco tienes que estar sentado durante las ocho horas de trabajo. Recuerda que la oficina a menudo está en movimiento y en el Home Office también puedes tener tiempo para tomar un café, comer o conversar con tus compañeros de trabajo. Aunque la tendencia sea trabajar más intensamente, puedes aprovechar tu independencia para incluir actividades físicas en tu rutina o momentos de ocio.

 

Ten a mano las herramientas necesarias

 

Trabajar en la oficina te permite tener acceso a todos los medios necesarios para ser productivo. Y para conseguir el mismo nivel de productividad en tu casa, debes contar con todas las herramientas de trabajo esenciales. Desde un ordenador portátil, unos auriculares o un bloc de notas, hasta el uso de plataformas que te permitan garantizar la conectividad.

 

Apuesta por la flexibilidad y la productividad con un software cloud

 

Al apostar por el Home Office, debes tener en cuenta que la tecnología es tu mejor aliado.

 

Un negocio saludable también implica un mayor control de la gestión empresarial. Y contar con un software de gestión en la nube que te permita monitorear los resultados en cualquier momento y en cualquier dispositivo, de manera rápida e intuitiva, es esencial para el desarrollo de cualquier empresa.

 

Jasmin Software es la mejor solución para gestionar tu negocio dentro y fuera de la oficina. Esta herramienta te ofrece toda la libertad que necesitas. Además, Jasmin es un software cloud que garantiza la protección de tus datos con todas las reglas de seguridad y tecnología existentes en el mercado.

 

Y para los que están empezando, ¡Jasmin es gratis! Prueba Jasmin Express y trabaja siempre acompañado donde y cuando quieras.

Deja um comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más articulos