Domina la gestión tributaria de tu empresa, así es como se hace

por Sara Martínez | 28 agosto, 2018 en
Impuestos y Contabilidad

Una correcta gestión tributaria es clave para cualquier empresa y no puede depender exclusivamente de asesores externos. Hoy en día, es fundamental trabajar en equipo con tu contable para mejorar la gestión fiscal.

 

Como autónomo o empresario es fundamental que conozcas la normativa, tus obligaciones fiscales, los trámites y los modelos tributarios. Aunque cuentes con ayuda externa, es tu responsabilidad, y debes asegurarte de que toda la documentación está en orden. Esta es la única forma de llevar a cabo una correcta gestión tributaria, evitar problemas con Hacienda y asegurar la viabilidad y la sostenibilidad de tu negocio.

 

Para ayudarte a llevar tu contabilidad al día y cumplir con tus obligaciones con la Agencia Tributaria, te damos algunas claves que te harán el trabajo un poco más fácil y te evitarán sorpresas desagradables con el fisco.

 

 

 

5 cosas que te ayudarán a mejorar la gestión tributaria de tu empresa

 

La gestión tributaria es una parte importante de tu empresa, y a la que debes prestar especial atención para cumplir con tus obligaciones. Recordemos que una buena gestión te permitirá llevar correctamente la fiscalidad y la contabilidad, además de evitar imprevistos y problemas de liquidez. ¡Estas pautas te ayudarán a conseguirlo!

 

 

1. Conocer el calendario fiscal

 

Es fundamental conocer las fechas de presentación de todos los modelos tributarios e impuestos a tener en cuenta a lo largo de todo el ejercicio: retenciones, IRPF, declaración de la renta, IVA e impuesto de sociedades. ¡No dejes que nada te pille por sorpresa!

 

Todos los procesos de tramitación administrativa deben estar bajo control. Esto te permitirá cumplir con todos los plazos y llevar a cabo un plan de tesorería más ajustado a la realidad del negocio. Además, no te olvides de que aplazar cualquier deuda tributaria puede suponer la aplicación de intereses de demora.

 

 

2. Conciliar facturas recibidas y facturas emitidas

 

Llevar un control de la facturación es fundamental para cualquier empresa, pero también es importante conciliar las facturas emitidas y las recibidas. Recuerda que las facturas recibidas permiten justificar gastos y deducciones.

 

Si conseguimos cierto equilibro y las facturas están contabilizadas en el mismo periodo de la liquidación del IVA, será más fácil minimizar el coste de la falta de liquidez y afrontar el pago del impuesto.

 

Lo más recomendable es fijar unos plazos para el envío de facturas y para el pago con los proveedores. Infórmate de los plazos de tus clientes y ten en cuenta posibles retrasos en tu planificación. Esto también te ayudará a controlar el flujo de caja de tu empresa.

 

 

3. Atento beneficios fiscales

 

Una buena gestión tributaria también pasa por conocer las ventajas fiscales que ofrece la Administración. Y es que además de saber qué cargas fiscales debemos afrontar, tenemos que conocer los beneficios a los que podemos acogernos para reducir dicha carga y que el negocio sea más rentable.

 

La mayoría de estos incentivos han sido creados para fomentar la creación de empresas y el autoempleo en régimen de autónomo. Estos beneficios se resumen en deducciones, exenciones, tipos impositivos reducidos o aplazamientos.

 

 

4. Organizar y supervisar toda la contabilidad de la empresa

 

Para cumplir con todas tus obligaciones tributarias es de vital importancia llevar al día la contabilidad de tu empresa. Ten en cuenta que llevar las cuentas al día te permitirá hacer previsiones y estimar con antelación el pago de impuestos.

 

Asegúrate de que no faltan documentos y supervisa todos los modelos presentados, tanto las declaraciones informativas como las autoliquidaciones. Esto te permitirá llevar un control más exhaustivo y tomar mejores decisiones que puedan favorecer la sostenibilidad de tu negocio.

 

 

5. Apóyate en las nuevas tecnologías

 

¡Aprovecha las nuevas tecnologías para llevar la gestión tributaria de tu empresa! Contar con un buen programa de facturación y gestión te permitirá simplificar tareas y automatizar procesos.

 

Jasmin te ayudará a controlar toda la facturación y la contabilidad, de forma simple, segura y eficaz. Este software de gestión online no necesita ninguna instalación y permite el acceso en cualquier momento y desde cualquier lugar.

 

¡La tecnología será tu mejor aliada para cumplir con todas tus obligaciones! Jasmin te permite calcular impuestos, tramitar las declaraciones de IVA, administrar tus gastos y gestionar tu tesorería.

 

¡Obtén una visión más clara y precisa de la situación de tu empresa! ¡Prueba gratis Jasmin Express y garantiza el éxito de tu empresa!

 

 

Impuestos y Contabilidad

Impuestos directos: ¿sabes cuáles pagas?

por Sara Martínez - hay 5 meses

Los impuestos directos son aquellos que se aplican sobre la obtención de rentas o el patrimonio del sujeto pasivo, y se denominan directos porque se aplican directamente sobre el contribuyente. Un ejemplo de este tipo de impuestos sería el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) que es el que paga el ciudadano […]

Impuestos y Contabilidad

Impuestos indirectos: cómo afectan a tu negocio

por Sara Martínez - hay 5 meses

Los impuestos indirectos son aquellos que gravan el consumo o la transmisión de bienes y recaen sobre el consumidor final. El ejemplo más significativo de este tipo de impuestos es el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido), que grava los artículos de consumo.   La principal particularidad que diferencia estos impuestos de los impuestos directos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *